Hoy ha sido un día algo diferente a los demás, lleno de emociones y sentimientos.

A la mañana hemos ido a la calzada de los gigantes, uno de los sitios más famosos de Irlanda del norte, donde hemos podido observar formas geológicas hexagonales que se forman por el rápido contacto de la lava con el agua.

Después hemos ido a la playa a comer y algunos han aprovechado a darse un baño a pesar de que el tiempo no era muy apropiado para ello.

El momento de la despedida ha llegado después de la cena, cuando nos han repartido unos regalos que nos harán recordar estos ocho increíbles días que hemos pasado a su lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.