Ya han pasado las dos semanas, ¡que largo se nos ha hecho!. Esta mañana hemos cogido el avión a París, los nervios y las ganas por llegar se palpan en el ambiente desde el momento cero. ¡¡No podemos esperar para reencontrarnos!!

Después de un paseo en avión y viajecito en autobús por el norte de Francia por fin llegamos. El lugar es impresionante, nos vamos a alojar en las inmediaciones de un auténtico castillo, rodeadas de naturaleza, con el río paseando en las traseras de la finca. ¡Un lugar precioso donde pasaremos una fantástica semana!

Y al doblar la esquina de castillo no os podéis imaginar lo que nos espera…. Nuestras queridas amigas francesas nos han preparado la merienda: ¡una enorme pila de crepes! Muchas gracias chicas.

La noche ha sido tranquila; después de cenar nos hemos sentado a hablar, socializar…; y pronto a la cama que estamos agotadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.